Mitos sobre lactancia materna (1era parte)

24 marzo, 2007 at 3:37 2 comentarios

images1.jpg Amamantar frecuentemente al niño reduce la producción de leche, produce un reflejo de eyección débil y al fracaso de la lactancia:

La cantidad de leche que una madre produce llega a su punto óptimo cuando se le permite al niño sano amamantar tantas veces como lo necesite.

El reflejo de eyección de la leche opera más fuertemente en presencia de un buen suministro de leche, que normalmente ocurre cuando se alimenta al niño a demanda.

La producción de la leche ha demostrado estar relacionada con la frecuencia de las tomas, cuando las tomas son poco frecuentes o restringidas la cantidad de leche empieza a disminuir.

  • Una toma debe durar entre 5 y 10 minutos ya que los niños obtienen toda la leche que necesitan.

Aunque muchos bebés mayorcitos pueden tomar la mayor parte de su leche en los primeros cinco a diez minutos, esto no es generalizable a todos los niños.

Los recién nacidos, que apenas están aprendiendo a mamar, no siempre son tan eficaces al pecho y a menudo requieren mucho más tiempo para comer.

Poder mamar también depende del reflejo de subida de la leche materna. Aunque a muchas madres les sube la leche casi inmediatamente, a otras no les sucede igual.
En algunas mujeres, la subida de la leche es escalonada, tiene lugar varias veces durante una sola toma. Lo mejor es permitir que el niño mame hasta que muestre señales de satisfacción, tales como soltarse él solo o tener los brazos y las manos relajados.

  • Las madres lactantes deben espaciar las tomas para que puedan llenársele los pechos

El cuerpo de una madre lactante siempre está produciendo leche y sus pechos funcionan en parte como “depósitos de reserva”, algunos con mayor capacidad que otros.

Cuanto más vacío este el pecho, más rápido trabajará el cuerpo para reabastecerlo. Cuanto más lleno esté el pecho, más lenta será la producción de leche. Si una madre espera sistemáticamente a que se le “llenen” los pechos antes de amamantar, su cuerpo puede recibir el mensaje de que está produciendo demasiada leche y, por tanto, reducir la producción.

  • A las ocho semanas de edad el niño sólo necesita entre seis y ocho tomas de leche materna; a los tres meses sólo requiere de cinco a seis tomas; y a los seis meses, no más de cuatro o cinco tomas al día

La frecuencia de las tomas del niño alimentado al pecho varía de acuerdo con la producción de leche de la madre, su capacidad de almacenamiento, así como con las necesidades de crecimiento del niño.

Los días en que se producen picos de crecimiento (días de mayor frecuencia) y las enfermedades del niño pueden cambiar temporalmente los patrones alimenticios del bebé.

Al final de la toma es la parte mas rica en calorias, así que imponer límites arbitrarios sobre la frecuencia o duración de las tomas puede desembocar en un consumo demasiado bajo de calorías para el niño.

  • El metabolismo del niño se encuentra desorganizado al nacer y requiere que se le imponga una rutina u horario para ayudar a resolver esta desorganización

Los niños nacen programados para comer, dormir y tener períodos de vigilia. No es un comportamiento desorganizado, sino un reflejo de las necesidades únicas de cada recién nacido. Con el transcurso del tiempo los bebés se adaptan gradualmente al ritmo de vida de su nuevo ambiente sin precisar entrenamiento ni ayuda.

  • Las madres lactantes deben usar siempre ambos pechos en cada toma

Es mucho más importante dejar que el niño termine de tomar del primer lado antes de ofrecer el segundo, aunque esto signifique que rechace el segundo lado durante esa toma.

La última leche (que contiene más calorías) se obtiene gradualmente conforme se va vaciando el pecho. Para algunos niños, si se les cambia de lado de forma prematura, se llenarán de la leche primera, más baja en calorías, en vez de obtener el equilibrio natural entre la leche primera y la leche final.

Como resultado el niño consumirá menos calorías, se mostrará insatisfecho, y puede ser una de las causas de no progresión de peso las primeras semanas. Además pueden presentar cólicos, deposiciones explosivas líquidas (por la gran cantidad de lactosa que toman por el cambio prematuro) y mostrarse irritable.

Durante las primeras semanas, muchas madres ofrecen ambos pechos en cada toma para ayudar a establecer el suministro de leche.

  • Si un niño no aumenta bien de peso, es posible que la leche de su madre sea de baja calidad

Los estudios demuestran que aun las mujeres desnutridas son capaces de producir leche de suficiente calidad y cantidad para suplir las necesidades de crecimiento del niño. En la mayoría de los casos, el escaso peso se debe al consumo insuficiente de leche materna o a un problema orgánico del niño.

Tambien es aplicado a si los bebes requieren amamantar mas seguido, pero lo que es importante es entender que los niños amamantados vacían el estómago más rápidamente que los niños alimentados con mamadera, aproximadamente en 1,5 horas en vez de hasta 4 horas. Esto se debe a que al tamaño mucho menor de las moléculas de las proteínas que forman parte de la leche materna se digiere mas rapidamente.

Aunque la cantidad de leche que se consume es uno de los factores que determinan la frecuencia de las tomas

  • Cuando una mujer tiene escasez de leche, generalmente se debe al estrés, la fatiga o el bajo consumo alimenticio y de líquidos

Las causas más comunes de leche escasa son: tomas infrecuentes y/o problemas con el afianzamiento y postura del bebé al mamar. Ambos problemas se deben en general a información incorrecta que recibe la madre lactante. Los problemas de succión del niño también pueden afectar de forma negativa a la cantidad de leche que produce la madre.

El estrés, la fatiga o la mala nutrición rara vez son causas de baja producción de leche, ya que el cuerpo humano ha desarrollado mecanismos de supervivencia para proteger al lactante en tiempos de hambruna.

  • Una madre debe tomar leche para producir leche

Es muy frecuente escuchar que la madre lactante debe aumentar el consumo de leche para hacer frente a la demanda de calcio aumentada por la lactancia. Sin embargo una dieta saludable de verduras, frutas, cereales y proteínas es todo lo que una madre necesita para nutrirse adecuadamente y producir leche.

Es conveniente no aumentar el consumo de lácteos de lo que habitualmente consumía la madre, porque esto está relacionado a alergias en el bebé (por proteínas de la leche de vaca que pasan a la leche materna). El calcio se puede obtener de una gran variedad de fuentes no relacionadas con los lácteos, como las verduras verdes, semillas, frutos secos y pescados como la sardina y el salmón con espina. Ningún otro mamífero toma leche para producir leche.

  • Chupar sin el propósito de alimentarse (succión no nutritiva) no tiene base científica
    Las madres con experiencia en lactancia aprenden que los patrones de succión y las necesidades de cada niño varían. Aunque que las necesidades de succión de algunos niños se satisfacen primordialmente cuando comen, otros niños requieren más succión al pecho, aun cuando hayan acabado de comer hace unos minutos.Muchos niños también maman cuando tienen miedo, cuando se sienten solos o cuando algo les duele.
  • Las madres no deben prestarse a ser el “chupete” de su hijo

Consolar y suplir las necesidades de succión al pecho es el diseño de la naturaleza para madres e hijos.

Los patrones de succión del niño varían de acuerdo con sus necesidades, de este modo el niño muestra una succión nutritiva y otra de consuelo (que es la que no está bien vista equivocadamente).

Esto es por que el niño encuentra en el pecho no solo el alimento que necesita, sino también el contacto y consuelo que es tan importante como el alimento mismo, si el niño se siente solo, con miedo o si simplemente necesita el cariño de su madre seguramente pida nuevamente el pecho aunque hayan pasados pocos minutos de la última toma.

Otras razones de ofrecer el pecho para apaciguar al niño incluyen un mejor desarrollo oral y facial, la prolongación de la amenorrea, evitar la confusión de succión y estimular una producción adecuada de leche que asegure un índice más elevado de éxito de la lactancia. Concluimos entonces que el pecho es fuente de alimentación y consuelo, iguales de importantes para el desarrollo del niño.

  • La confusión tetina-pezón no existe

    La alimentación al pecho y la alimentación por mamadera (biberón) requieren diferentes técnicas orales y motrices.
    Las tetinas artificiales proveen una especie de “sobreestimulación” en la que los niños pueden fijarse y preferir al pezón, más suave. Como resultado, algunos bebés desarrollan la confusión de succión y usan técnicas no adecuadas para mamar al pecho cuando se les ha ofrecido mamadera y pecho.
  • La lactancia frecuente puede dar lugar a la depresión postparto
  • Se cree que la causa de la depresión postparto es debida a las hormonas fluctuantes que se presentan después del nacimiento del niño y que puede agudizarse por la fatiga y por la falta de apoyo social. Sin embargo, se da en mujeres con problemas anteriores al embarazo.

  • Alimentar al niño a demanda no facilita el vínculo maternal

    Responder de forma sensible a las señales del niño une a la madre con su hijo de tal forma que se sincronizan, lo cual crea un vínculo mayor.
  • Las madres que miman a sus hijos demasiado y los llevan demasiado en brazos los malcrían
  • Los niños a quienes se lleva en brazos a menudo lloran menos horas al día y muestran mayores rasgos de seguridad al crecer.También se los puede llevar en una kepina, que favorece mucho el contacto con el bebé, permitiendonos abrazar y tener a nuestro bebé con nosotras sin tener que estar cargando su peso en los brazos.

    También podria interesarte leer: Mitos sobre lactancia materna (2da parte)


Entry filed under: Bebés, Lactancia. Tags: .

Prueba casera de embarazo: recomendaciones a tener en cuenta, puede dar falsos resultados? Mitos sobre lactancia materna (2da parte)

2 comentarios Add your own

  • 1. nedda  |  13 abril, 2007 a las 18:18

    HOLA,ME PARECA BUENISIMO SUS COMENTARIOS,MI HIJO TIENE 14 MESES Y YO TODABIA LE DOY SU LECHE MATERNA LAS VECES QUE EL ME LA PIDA

    Responder
  • 2. mamarucita  |  14 abril, 2007 a las 22:17

    Hola Nedda, muchas gracias por tu comentario, que bueno eso que me contas ya que es lo mejor que podes hacer por tu hijo, algo que lo va a beneficiar para toda su vida, te felicito por tu decisión. Saludos, Maru.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


marzo 2007
D L M X J V S
« Feb   Abr »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Gracias a las...

  • 4,150,341 Personas que Visitaron MISPASITOS. Espero que Tengas Un Buen Día, y Vuelvas Pronto.

A %d blogueros les gusta esto: